Search

Lecturas del 25 - 30 de Enero

Updated: Jan 26


LUNES 25 DE ENERO


LIMPIA MI CORAZÓN

• SALMOS 51: 1-19 •


Iniciamos nuestra última semana de ayuno y para ello, nada mejor que el salmo 51, en el que el salmista nos dice que los sacrificios que Dios quiere son el espíritu quebrantado, corazón contrito y humillado, que no serán despreciados por Él.


El salmo expresa pesar y arrepentimiento. David estaba en verdad arrepentido de haber asesinado a Urías, esposo de Betsabé, para cubrir su pecado de adulterio con ella; sabía que sus actos dañarían a mucha gente. Sin embargo, debido a su arrepentimiento Dios lo perdonó; ningún pecado es demasiado grave para que no podamos recibir perdón.


Dios nos perdona, pero no borra las consecuencias naturales de nuestro pecado. La vida y la familia de David nunca fueron las mismas; aunque pecó con Betsabé, reconoció que lo hecho fue en contra de Dios.


Cuando alguien roba, mata o calumnia, lo hace en contra de otra persona, la víctima, de acuerdo con las normas del mundo; las relaciones sexuales extramaritales entre dos adultos que están de acuerdo, aparentemente, son aceptables si nadie resulta herido, pero la gente sí resulta herida. En el caso de David, las consecuencias no se hicieron esperar: lo primero fue la muerte de su bebé y el asesinato de Urías; todo pecado nos hiere a nosotros mismos, a otros y, finalmente ofende a Dios, porque es rebelión en contra del estilo de vida que Él nos demanda.


Debido a que nacemos pecadores, nuestra inclinación natural es hacer lo contrario a la santidad que Dios nos demanda; David siguió esta inclinación cuando tomó la esposa de otro hombre. Al igual que David debemos pedir a Dios que nos limpie desde adentro, que nos limpie el corazón y el espíritu para tener pensamientos hacia el bien; la buena conducta sólo proviene de un corazón y un espíritu limpios.


En su oración David suplicó a Dios: “Vuélveme el gozo de tu salvación”. Dios quiere que estemos cerca de Él y que experimentemos su vida plena y completa, pero el pecado no confesado hace que esa intimidad se pierda. Confiese su pecado, asuma las consecuencias y nuevamente sentirá el gozo de andar con Él, si va con un corazón contrito y humillado, Dios restaurará su relación con Él. Nunca complaceremos a Dios mediante acciones externas, si la actitud de nuestro corazón no es correcta. “No remordimiento, sí arrepentimiento”.


Dios me ama mucho, porque sabe que mis muchos pecados ya están perdonados.

En cambio, al que se le perdonan pocos pecados, ama poco (Lucas 7:48 TLA)



MARTES 26 DE ENERO


JESUS ES MI LUZ Y MI SALVADOR

• SALMOS 27 •



1ro. Jesús es mi todo

Jesús es mi luz mi salvación; mi protector, mi defensa, mi alimento… ¿de quién temeré? Jehová es La fortaleza de mi vida; (¿De quién he de atemorizarme?


2do. Permanece en la casa del Señor

V. 4. Una cosa he demandado a Jehová, ésta buscaré; que esté yo en la casa de Jehová todos los días de mi vida, para contemplar la hermosura de Jehová, y para inquirir en su templo.


3ro. Adoremos al Señor. Porque Él es bueno y para siempre es su misericordia.


Hermanos: les invitamos a vivir cada palabra de este salmo 27, porque el Señor nos pondrá en alto y peleará por nosotros todos los días de nuestra vida.


Vs. 5 y 6 porque nos esconderá en su tabernáculo en el día del mal; Él nos ama sin condición, nos escucha y perdona nuestros pecados.


4to. Clame al Señor Jeremías 33:3 (RV60) Clama a mí y yo te responderé te enseñare cosas grandes y ocultas que tú no conoces. Ver. 6 Yo (Jesús) les traeré sanidad medicinas los curaré y les revelaré abundancia de paz y de verdad.


Salmo 27:7—9 Convicción de apartarse, y separarse para Dios.

V. 10 Aunque todos te dejen el Señor no te dejara.


V. 11 Él Señor Jesús nos enseñara el camino por el cual debemos andar.


Vs. 13 y 14 La invitación es a creer en la bondad en el amor y la misericordia de Jehová, debemos esperar confiar, esforzarnos día a día porque el Señor renueva nuestras fuerzas y nos da la victoria.


Oración: Señor confiamos en el poder de tu fuerza, ayúdanos en este nuevo año 2021 a continuar caminando con convicciones firmes, con una nueva esperanza, creyendo en tu palabra, fortalecidos en día de la prueba, con nuevas fuerzas como las de búfalo, con fe tomados de tu mano, con un corazón limpio, que tú sea nuestra luz, nuestro salvador; no nos soltaremos de tu mano, te alabaremos por siempre mi rey, mi Señor, porque tuyo es el reino el poder y la gloria por los siglos de los siglos AMEN.



MIÉRCOLES 27 DE ENERO


NO TE SUELTES

• GÉNESIS 32: 22-26 •


Para aquellos tentados a dejar el ayuno, va el nombre de este devocional: NO TE SUELTES. Debes aferrarte al Señor y saldrás adelante. Jacob es un ejemplo cuando vemos como se aferró al ángel que, durante una noche luchó contra él.


Uno de los personajes más importantes de la Biblia es Jacob, un hombre que fue transformado de tal manera que, Dios le cambió su nombre y así se denominó a una nación completa: Israel.


La vida de Jacob estuvo rodeada de dificultades aún desde el vientre de su madre; con su hermano, cuando le quitó la primogenitura y tuvo que huir; para casarse con la mujer que amaba, tuvo que trabajar y estar dispuesto a pelear.


Jacob fue probado en la vida personal, material, familiar, pero lo más importante, es que él conocía lo que era buscar a Dios, las cosas espirituales, buscar lo alto y sabía Quien lo podía bendecir; había buscado todas las cosas y sus anhelos, pero le faltaba la más importante un encuentro personal con Dios.

No todos los días se encontraba un ángel del Señor en el arroyo y ésta era la oportunidad de Jacob.


La oración es el encuentro con Dios. Jesús nos enseña la necesidad de orar y no desmayar. Tal vez, has luchado en tus fuerzas en lo personal, económico, emocional, debilidades, tentaciones, frustraciones, etc., pero Dios quiere que dependamos de Él cada día, por eso, necesitamos un encuentro con el Dios vivo. Jacob encontró la respuesta, se aferró tanto a ella, que no se soltó.

Así como a Jacob se le apareció el ángel del Señor, la Palabra nos dice ya no vivo yo, más Cristo vive en mí y lo que vivo en la fe, lo vivo en el Hijo de Dios, el Cual me ama a mí y se entregó a Sí mismo por mí.


Jesús está en ti, no necesitas buscar un ángel, Jesús ya lucho por ti, no te sueltes.


Él murió por tus pecados, no te sueltes.

Él te da vida eterna, no te sueltes.

Él prometió bendecirte, no te sueltes.

Él cambiará tu nombre, no te sueltes.

No te sueltes de la oración y del ayuno.

No te sueltes de la adoración, no te sueltes de Su Presencia.


Jacob lo recordaría cada día por su pierna dislocada. Hoy, no estás cojo, hoy, estás completo con Jesús que, en este tiempo de ayuno, nos invita a buscarle y no soltarnos.



JUEVES 28 DE ENERO


DIOS ESTÁ CONTIGO EN TODO TIEMPO Y LUGAR

• DANIEL 3 •



El ayuno de Daniel, para no contaminarse, es un ejemplo a seguir, por querer obtener la Gracia de Dios y es por eso, que en nuestra Iglesia estamos realizando este ayuno, del cual ya estamos llegando al final, bastante satisfechos porque no estamos solos ya que siempre nos acompaña el OMNIPRESENTE.


A través del capítulo 3 de Daniel podemos observar que Nabucodonosor se puso por encima, incluso de sus propios dioses ya que exigió a la nación, la adoración para él mismo a través de una estatua gigante. Esto ejemplifica el mundo actual, donde cada persona ha hecho de sí mismo un ídolo, argumentando sus propias verdades y comportamientos y sacando a Dios de su vida. No es así con quienes hemos oído el llamado del Señor y hemos decidido aceptar Su voluntad para nuestras vidas. Los verdaderos cristianos han derribado sus ídolos internos y externos y han decidido rendir culto al Rey de reyes y Señor de señores, sobre todas las cosas.


1. (Vs. 1-7) ¿Cuál es el lugar de Dios en tu vida? Recordemos que, para el mundo, la imagen de sí mismo ha cobrado un valor superlativo, aun en contra de la Voluntad de Dios y Sus mandamientos. Para los incrédulos, la imagen más importante es la de sí mismos y se han autonombrado dueños y dioses de sus propias vidas. ¿Estás tú sentado en el trono de tu corazón?, ¿Eres la persona más importante de tu propia vida? 2 Timoteo 3:2-4 nos enseña que en los últimos días se levantarán hombres amadores de sí mismos.


2. (Vs. 8-15) ¿Cuál es el precio que estás dispuesto a pagar?: Sadrac, Mesac y Abed-nego no obedecieron el decreto real y se mantuvieron firmes en su convicción de adorar únicamente al Dios del cielo. Sabían que en algún momento durante la pagana celebración quedaría al descubierto su “rebeldía” y tendrían que asumir las consecuencias de ésta ante el rey. Los verdaderos cristianos nunca camuflarán ni disfrazarán su fe para ser aceptados por los hombres, están dispuestos a correr el riesgo de la burla, el menosprecio y la calumnia.


3. (Vs. 16-18) ¿Qué tanto confías en Dios? Como cristianos hemos visto cómo muchos vuelven atrás ante el menor problema; otros por su parte sólo ponen su confianza en Dios cuando están en tribulación; otros sólo son cristianos los domingos y el resto de la semana se portan como cualquier inconverso. Los verdaderos cristianos, a lo largo de la historia, han sido martirizados y asesinados por no negar su fe y declarar que Jesucristo es su Señor.

(Vs. 19-23) Es importante reconocer que Dios está en todo tiempo y lugar con aquellos que lo hemos reconocido y aceptado en nuestras vidas. Esto no nos exime de las pruebas y tribulaciones de la vida. Debemos vivir con la confianza de que Él nos dará la victoria, pero a Su manera y en Su tiempo. Sólo manteniendo la fe y confianza en Él, podremos mostrar una vida de ejemplo y frutos que permitirán a los incrédulos acercarse a Dios.



VIERNES 29 DE ENERO


ALÁBALE

• HECHOS 9: 6-9 •



Quizás el día de hoy estés pensando, ¿será que he perdido mi tiempo por 19 días de mi vida?... o tal vez piensas que ya no puedes soportar más este tiempo de ayuno y oración. Sin embargo, hoy quiero que pienses si en estos 19 días te has detenido por un instante sólo a alabar a Dios por lo que Él ha sido, por lo que Él es y por lo que Él hará.


¿Sabes? Cuando leemos el capítulo 84 del libro de los Salmos, en sus dos primeros versiculos, vemos como el escritor del salmo dice:


“ 1 ¡Qué bella es tu morada, oh SEÑOR de los Ejércitos Celestiales!

2 Anhelo y hasta desfallezco de deseo por entrar en los atrios del SEÑOR”.


Dice la Palabra de Dios que, en el Antiguo Testamento, la única persona que podía entrar en el lugar Santísimo era el Sumo Sacerdote; una vez al año entraba con la finalidad de expiar sus pecados y los del pueblo de Dios. Sin embargo, el escritor manifiesta que su anhelo sería entrar en los atrios del Señor, él sabia que no lo podia hacer, ya que probablemente caería muerto ante la Presencia del Señor, pero había algo que él sí podia hacer y lo dice el mismo versículo 2 en la segunda parte.


“ 2 Con todo mi ser, mi cuerpo y mi alma, gritaré con alegría al Dios viviente”.


Hoy en día, nosotros no tenemos el inconveniente que tenía el salmista cuando escribió el salmo; gracias a la muerte del Señor Jesús en la Cruz del Calvario, el velo fue rasgado. Hoy en día, nosotros somos unos privilegiados, tenemos acceso directo a la Presencia de Dios, por eso te invito a que con todo tu ser grites con cantos de alegría al Dios viviente.


Te animo a que, en estos momentos de ayuno, si sientes que estás debilitado fisicamente, escuches a tu espíritu y grites con alabanza al Dios viviente; la meta ya está muy cerca, no desfallezcas y recuerda que lo más importante durante estos 21 días de ayuno es adorar a Dios, estar en Su Presencia y dejar que Él nos alimente a través de su Palabra.



SÁBADO 30 DE ENERO


CELEBRANDO LA VICTORIA

• 2 CRÓNICAS 20: 1-30 •



Siempre hay un mañana y ya se ve en este ayuno; por eso, hoy estamos celebrando la victoria y, recordando los eventos ciclísticos de Europa, la última etapa es ceremonial y como mañana finaliza nuestro ayuno, hoy es la última carrera de esta competencia, ya hemos llegado al final y empezamos a celebrar la victoria. Mañana recorreremos la senda del triunfo…


Estos versículos de la Palabra nos narran cuando los amonitas y los moabitas decidieron declararle la guerra a Josafat rey de Judá; nos cuenta la Biblia que cuando Josafat se enteró de esto, se atemorizó ya que eran dos ejércitos muy grandes que venían a destruirlos y decidió ir a consultar al Señor y proclamar ayuno en toda Judá.


La pregunta es, ¿cuántos hemos pasado por momentos de angustia o cuántos estamos en estos momentos en angustia, dificultad o prueba? Ya sean dificultades de salud, problemas financieros, debilidad espiritual, problemas familiares o simplemente nuestro enemigo, sea cual sea, ha decidido levantarse en contra nuestra.


¿Qué haces en esos momentos? Josafat nos da un claro ejemplo de lo que debemos hacer: primero que todo debemos ir a los pies del Señor, contarle la situación por la que estamos pasando, y preguntarle qué debemos hacer.


En el verso 15 de este capítulo el Señor les envía el siguiente mensaje: “no tengan miedo ni se acobarden cuando vean ese gran ejército, porque la batalla no es de ustedes, sino mía”. Hoy, el Señor te dice, esa batalla por la que estás pasando o por las que tendrás que pasar durante este año, Yo ya la peleé y ya la gané por ti, no tengas miedo.

Querido hermano, lo único que tienes que hacer es lo posible, que Dios ya se encargará de lo imposible; al igual que el pueblo de Judá, ora y alaba al Señor.


El final del capítulo nos cuenta que los mismos enemigos de Judá se mataron entre ellos y todo Judá recogió un gran tesoro y las demás naciones al enterarse tuvieron temor. La Palabra nos dice, resiste al enemigo y él huirá de ti, y ¿cómo resistimos estos ataques, pruebas, dificultades, tentaciones? Con ayuno, oración, alabando y adorando a Nuestro Señor.


Al final, cuando salimos de lo que nos atemorizó, nos damos cuenta de que si tenemos al Señor, lo tenemos todo. Nuestro Amado, nuestro tesoro es Él, y fuera de Él no queremos nada más.

159 views0 comments

Recent Posts

See All
LOGO 2019 WHITE-02.png

Follow Us On Our

SOCIAL NETWORKS

  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon
  • YouTube - círculo blanco
  • Twitter Icono blanco

Calle 20 No. 98-20 | Fontibón, Bogotá, Colombia |  +57 694 8702

© 2019 Tierra Deseable Church. all rights reserved  |  Privacy Policy.